Nokia: ¿Regresará por la puerta grande?

Es quizá la más grande de todos los tiempos. Marcó el inicio de todo; rubricó el origen de todos los móviles tal y como hoy los conocemos. Por estos días ya se ha anunciado su regreso, el cual se dará a mediados del 2017 con una estrategia que luce inmejorable.

De la mano del sistema operativo más usado del planeta, la firma finlandesa se propone una vuelta al mercado luego de un consorcio poco fructífero con Microsoft y sus Windows Phone. En esta oportunidad con la ayuda de Android, Nokia aspira volver a sus días de gloria, aunque en esta ocasión bajo un marco poco idóneo teniendo en cuenta el incesante y competitivo mercado de telefonía.

Todo o nada

Es bastante complejo definir cuáles son los aspectos que debería tener en consideración la firma escandinava para asegurar un exitoso y redituable regreso al mercado. Si bien es cierto, ante la enorme invención de nuevas tecnologías, la tarea de Nokia no será otra que buscar innovar.

Con innovar tal vez no se hace referencia específica a lo que hace Apple con sus iPhone cada año, por ejemplo; más bien la acepción simple de “innovar” en el caso de Nokia debería resumirse en hacer especial énfasis al rescate de sus tres características más emblemáticas: invención, reciedumbre y perdurabilidad.

Tres sencillos aspectos que verdaderamente pudiesen implementar en sus nuevos dispositivos, cosa que no es tan fácil de hacer a como en realidad suena. No obstante, pareciese que la empresa tiene la fórmula del éxito en sus manos. Evidentemente no será nada fácil para ellos ejecutar esta tarea de la forma correcta, aún teniendo de su lado a Android y Google.

La melancolía podría surtir efecto

Asimismo podemos recalcar el factor nostálgico, mismo que jugará un papel decisivo en este 2017 cuando comiencen a salir a la venta los novedosos terminales. Si Nokia llegase a juntar los tres aspectos señalados anteriormente, aunando las insurgentes necesidades del usuario, todo en un solo dispositivo y de manera coherente, es casi seguro que logre tocar las fibras de más de un usuario, traduciéndose a una vuelta oficial al mercado.

En cierto modo, gran parte de los usuarios anhela que la compañía que en su momento les brindó un calidoso teléfono, vuelva a ser tan grande como solía serlo. Está claro que no solo con la nostalgia del usuario Nokia obtendrá su éxito; el cliente no comprará un dispositivo por un simple logo.

Es por ello que queda a expensas de la mítica ‘N’ cumplir con las expectativas anteriormente denotadas. Únicamente así podrá asegurar un regreso absoluto al mercado de la telefonía.

La interrogante final es corta y contundente ¿podrá lograrlo?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *